Es una versión más fuerte de la Stout tradicional con una intensidad comparable a una Strong Ale. En la complejidad de su mezcla se descubren notas de granos tostados, chocolate y toques de café.
Cerveza de estilo Stout. Elabora con whisky de 8 años y chocolate que combina a la perfección con el aroma a chocolate de las maltas tostadas utilizadas.
Cerveza de estilo Stout. Con aromas y sabores a café, ingrediente que ha sido seleccionado cuidadosamente.
Toda una exhibición de complejidad maltosa y sabores intensos. Con un ligero toque afrutado
Una cerveza de estilo Scotch Strong Ale con un sabor intenso y un ligero toque dulce.

Cerveza IPA con un sabor muy agradable, evolucionando de un amargor más suave al inicio a uno más intenso y persistente al final.
Una cerveza con extra de lúpulos, muy intensa y amarga. Para los paladares más educados en los sabores más amargos.

Con sabor a limón y un final de pucker.

Cerveza de estilo Scotch Ale, muy fresca, suave y ligera. de un suave aroma a maltas tostadas. Sabor intenso a malta, con notas caramelizadas y un toque tostado.

Cerveza de estilo Pale Ale, con un sabor muy fresco, ligero y con un equilibrio perfecto entre el dulzor de la malta y el amargor del lúpulo americano.
Una cerveza suave y refrescante de estilo German Pils. Elaborada respetando la Ley de la Pureza alemana